divendres, 30 d’agost de 2013

La peli del cap de setmana: Orgia Boboyka



dijous, 29 d’agost de 2013

Tres al sofà de casa



dimarts, 27 d’agost de 2013

Per fi sols


Little Caprice Marry me brought to you by PornHub

dilluns, 26 d’agost de 2013

Ros sobre blanc



Nubile Films - Favors brought to you by PornHub

divendres, 23 d’agost de 2013

La peli del cap de setmana: Margalida



dimecres, 21 d’agost de 2013

Una bona samaritana



dimarts, 20 d’agost de 2013

Nunca has conocido a una mujer como yo (pàgina facebook)

Podeu apliar la foto clicant sobre la imatge

Us presentem aquesta pàgina Facebook posada en marxa des de fa 11 mesos i que ja ha aplegat prop de 3800 seguidors. Us la recomanem per la seva qualitat i frescor. És una pàgina que juga amb el sexe i l’humor.

Us invitem a descobrir-la, gaudir-la i a aportar el vostre granet de sorra.


Podeu accedir a ella clicant AQUÍ

dilluns, 19 d’agost de 2013

Despertem-lo?



divendres, 16 d’agost de 2013

Posem-nos-el



dijous, 8 d’agost de 2013

Dia de l'orgasme femení

Avui se celebra el dia de l'orgasme femení


Podeu veure l'entrada que amb aquest motiu vam fer l'any passat clicant AQUÍ

dimecres, 7 d’agost de 2013

Sensaciones 7


Me llamo Laura y llevo casada con Pedro once años, yo tengo treinta y cuatro años y mi marido uno más. Tenemos un hijo, Quique, de siete años, desde el comienzo y durante su embarazo, tuve muchos problemas, y debido a ello las relaciones sexuales con mi marido, fueron muy escasas.

Actualmente estamos esperando nuestro segundo hijo. Estoy embarazada de seis meses, y estos meses han sido peores que los del primer embarazo, pues desde el día que supimos de él, ya no hemos tenido ninguna relación sexual.

Para el tiempo que estoy del embarazo, tengo una barriga bastante grande, muy redonda y caída hacia abajo. Ahora me encuentro en la cama haciendo la siesta, noto una pequeña molestia, un roce del coño con las bragas, meto la mano por debajo de la braga y me encuentro que lo tengo completamente hinchado, y salido para adelante, los labios los tengo abiertos, sigo tocándome, y llego al clítoris, lo tengo que parece que se me va a salir, me bajo las bragas del todo, y empiezo a acariciarlo y a rozarlo suavemente, me espatarro todo lo que puedo, y meto dos dedos de la otra mano, sin ninguna dificultad en la vagina. ¡Qué gusto!, sigo tocándome cada vez con más energía. Meto y saco los dedos cada vez más rápido, me froto el clítoris más fuerte, al rato noto que se acerca un orgasmo apoteósico, tenso todos los músculos de mi cuerpo, y exploto con una corrida tremenda, y tengo un gusto extraordinario, gimo y chillo de placer. Quedo extenuada, no sé cuánto tiempo, me despierto al sentir que abren la puerta de casa, y que entra alguien.

El que ha llegado a casa, es mi marido Pedro, que me llama, y yo le contesto que estoy en la habitación, en ese momento entra, y se queda pasmado, al verme espatarrada y con el coño abierto, casi diciéndole “cómeme”. Le comento lo que me ha ocurrido, al tocarme y verme el coño tan salido, y el orgasmo y la corrida que he tenido al masturbarme. Me toca con los dedos, los labios, primero los grandes y después los pequeños, me roza el clítoris, se acerca más y me pasa la lengua por toda la zona genital (y vuelvo a sentir sensaciones placenteras), el ano también, después sigue, y se para en el clítoris, lamiéndolo y succionándolo sin parar, al mismo tiempo me mete un dedo en la vagina, y el gusto que tengo va aumentando, hasta que tengo un segundo orgasmo, corriéndome en la boca de mi marido. Pedro ya no aguanta más, y se baja los pantalones y el slip, ¡Madre mía, ya la tenía más dura que un palo!, y apoyándose mis piernas en sus hombros, me la metió de un golpe hasta el fondo del coño, los vaivenes de la follada, eran casi violentos, nunca lo habíamos hecho de esta manera, los dos gemíamos y chillábamos en cada embestida que me daba. Entonces dándome un empujón tremendo, me la metió hasta los cojones, y yo viendo lo que se aproximaba, apreté mi pelvis todo lo que pude contra él, y convulsionándome como una loca, tuvimos un orgasmo sensacional, corriéndonos los dos al mismo tiempo. Fue un polvo fabuloso, nos quedamos abrazados mucho tiempo, sudorosos y temblando de placer.

Al rato, Pedro, se estiró boca arriba, y yo me puse encima de él, con la polla delante de mi cara, y mi coño delante de la suya, hicimos un sesenta y nueve, como nunca en nuestra vida, ni en el tiempo que estuvimos de novios, ni en el de casados. Me tragaba toda su polla, lamiéndola y succionándola, sin parar. Mi marido al ver mi coño delante, empezó a tocar con los dedos los labios mayores, los menores y el clítoris, diciendo, “Qué grande que tienes el coño, qué bonito, nunca lo había visto igual” Me lamió todo el coño, varias veces de arriba abajo, me succionó el clítoris, me metió la lengua en la vagina, estaba extasiado y no paraba de gemir de placer. A mí, con lo bien que me lo estaba haciendo, me vino un gusto tremendo, y no pude aguantar más, me corrí por cuarta vez; al mismo tiempo yo seguía tragándome y lamiéndole toda su polla, en una de las veces, me la tragué hasta la garganta, y a Pedro le vino un orgasmo bestial, corriéndose en mi boca, tragándome toda la leche.

Después seguimos en la misma posición, haciéndonos caricias y dándonos besitos y lamidas, en los genitales de ambos, a mi marido se le puso la polla nuevamente pidiendo guerra, y yo seguía muy caliente y excitada, me levanté y me puse encima de él, de rodillas separando las piernas, apoyé las manos en sus muslos y bajando el culo me metí su polla por detrás, como tenía toda la zona muy lubricada, fue entrando poco a poco sin mucha dificultad, y al final la metió toda entera, yo empecé a acariciarme por todo el coño, parándome en el clítoris, rozándolo y apretándolo sin parar, la polla entraba y salía del mi culo sin ninguna dificultad, y sus huevos rebotaban cada vez en el principio del coño. Con la follada de mi marido por el culo, y yo metiéndome los dedos en la vagina, y la masturbación que estaba haciéndome en el clítoris, no podía aguantar más y me vino el quinto orgasmo de la tarde, entre chillidos entrecortados y gimiendo plácidamente, éste más suave y prolongado que los otros. Seguidamente me saqué la polla del culo y me la metí en el coño, empecé a saltar sobre ella y en pocos minutos, Pedro, cogido con las dos manos de mis tetas, y entre alaridos de placer, se corrió dentro de mí, echando una gran cantidad de leche. Al acabar Pedro, me empezó a decir piropos y cosas bonitas, y también, que nunca olvidaría aquella sesión de sexo, que habíamos tenido.

Hasta pocos días antes del alumbramiento de mi segundo hijo, seguimos haciendo el amor, y casi todas las veces llegando a tener los dos, unos orgasmos sensacionales, todo debido a mi coño “supergrande”.

Me despierto de hacer la siesta, no sé cuánto tiempo he estado dormida, pero estoy completamente excitada y parece que el corazón se me va a salir del pecho, me toco la braga y la tengo mojada como si hubiera tenido un orgasmo, y me hubiera corrido…           

Col·laboració de Nerus

dimarts, 6 d’agost de 2013

Alta volada



dilluns, 5 d’agost de 2013

Compte amb el que posem a la torradora


“No fiqui el penis a la torradora”, el consell dels bombers de Londres.

El cos de Bombers posa en marxa una campanya per evitar "accidents inusuals". Creuen que la sèrie '50 ombres d'en Grey' és al darrere del creixent nombre d'incidents.

Llegiu l'article clicant AQUÍ

divendres, 2 d’agost de 2013

Us convido al meu apartament, noies.