dijous, 27 de febrer de 2014

Avui tinc ganes de mi


Mi beso


Mi beso es flor sombría que
dará un sabor amargo a tus labios.
Siento los engaños de tu lengua
en mi corazón herido
que forjan los puñales
que en mis llagas se clavan.
Te envié una flor
para calmar tu desazón
mas cuando apenas la besaste
y la enviaste de nuevo hacia mí
desde entonces, crece y huele
no a sí misma, sino a ti.
Con este aroma de tus labios
sanarán las heridas de mis llagas.
Y aunque pudiera beber
el néctar  de otros labios
no los cambiaría por los tuyos.
Ahora que el clamor
de tu frescura brilla en tu piel
como diáfanos rocíos,
gocemos mientras podamos
como dos ardorosos amantes.
Sin languidecer, envolvamos
nuestro amor en un dulce beso.


Nerus

Col·laboració de Nerus

Aquesta noia no sap el que es perd (diu l'Amiga)


Col·laboració de l'Amiga

divendres, 21 de febrer de 2014

La peli del cap de setmana: Sasuke


El poder de la sensualitat



Recomanem la lectura d'aquest interessant article. Per veure la font original, cliqueu AQUÍ.

La sexualitat no és només un cos a cos. En la recerca del plaer, intervenen de manera efectiva els cinc sentits, des del precís moment en que els mecanismes de la resposta sexual comencen a funcionar fins que es culmina. Estem en una societat capficada en fer, a arribar a la nit i dir: “vaig a mirar l’agenda a veure quantes coses he fet”. Poques persones es plantegen: “quantes coses he sentit avui?”. Aquesta pregunta ens connectaria amb la nostra possibilitat d’existir i sentir. Recuperar el contacte amb el que és sensorial és la primera condició per aconseguir una vida sexual plena. Desconeixem el que som com a cos, tenim poca comprensió del que som com a òrgan sensorial. La limitació en la expressió emocional i l’oblit de les sensacions plaents més primàries condueixen a una forma d’intimitat mecànica i estereotipada. Ens estem perdent la oportunitat de conèixer les immenses possibilitats sensuals que tenim per viure i disfrutar de la nostra sexualitat. 


QUÈ ÉS LA SENSUALITAT? 
La sensualitat és qualitat de sensual. Sensual és la qualitat pertanyent als gustos i plaers dels sentits, especialment els sexuals. És la expressió o resposta a qualsevol estímul que es pugui captar o percebre, sigui sexual o no sexual. És la capacitat que una persona té de despertar el desig sexual en altres persones i per provocar atracció gràcies als cinc sentits. La sensualitat obre un ventall de possibilitats que, juntament amb la imaginació, aconsegueix efectes innovadors en els que saben com utilitzar-la. Qualsevol estímul que pugui produir-nos plaer o exaltació, vingui d’una persona o d’un objecte, despertarà el nostre desig de retenir i repetir la experiència. Una mirada suggestiva, un tipus de perfum, una carícia en un lloc adequat, un sabor que ens agradi o una persona que desitgem mirar, escoltar tocar o olorar poden desencadenar fantasies i, sovint, produeixen l’inici de respostes sexuals. Això vol dir que l’estímul ha donat diana en la nostra sensualitat. 

QUALSEVOL PERSONA POT SER SENSUAL? 
Qualsevol persona pot desenvolupar i potenciar la seva sensualitat, si s’ho proposa.Lluny de ser instintiu, es pot aprendre. Aquest aprenentatge dura tota la vida. És una qualitat inherent a l’ésser humà. De totes maneres, aquest aprenentatge va lligat amb uns requisits que parlen de com se sent la persona amb si mateixa. 

Algunes persones creuen erròniament que la sensualitat pertany al sexe femení atribuint la sexualitat a l’home. No es pot deslligar la sexualitat de la sensualitat. Homes i dones posseeixen aquesta mateixa capacitat que es pot desenvolupar. De la mateixa manera que no hi ha cap persona sense la capacitat d’obtenir plaer sexual, no hi ha cap home ni dona sense la capacitat per ser sensual. És un binomi inseparable: sensualitat – sexualitat. 

QUÈ ÉS UNA PERSONA SENSUAL? 
Una persona sensual és aquella que provoca atracció o reacció en els sentits d’una altra, sigui desig sexual, atracció, desig de fer l’amor, etc. A més, posseeix una harmonia interior, autoestima alta, bona confiança i sap expressar-se a través dels sentits respectant-se a si mateixa i als demés. Per aconseguir-ho, s’ha de trobar la persona que hi ha dins de cadascú oblidant-se de les aparences i sense l’objectiu d’agradar als demés. 

Segons Fritz Perls – metge psiquiatra i creador de la teràpia Gestalt,“la dificultat per optimitzar el nostre potencial està en relació a que la persona no es troba disposada a acceptar-se com és limitant les habilitats necessàries per enfrontar-se a la vida”. Obrir-se al propi plaer es refereix a l’autoestima corporal. Si no acceptem el nostre cos en la seva totalitat, no ens connectarem amb la nostra sensualitat i, amb això, mutilen alguns dels nostres sensors. Això representaria el fons de l’iceberg!

La sensualitat és una posició davant la vida ja que et permet relacionar-te amb els altres en tots els aspectes, no només buscant una trobada sexual. Quan aconsegueixes que els demés estiguin a gust amb tu, quan provoques l’atenció de qui t’envolta o quan et sents desitjat/da, estàs essent sensual com a resultat d’haver despertat els sentits en les altres persones. Una persona sensual posseeix un fort magnetisme personal, un magnetisme seductor.

Quins són els beneficis i avantatges d’una vida sexual acompanyada de sensualitat?
• La sensualitat tendeix a la innovació, desperta la curiositat i la imaginació. 
• Permet disfrutar d’una vida sexual satisfactòria. 
• Assegurar-se una comunicació sexual autèntica en la relació de parella. La possibilitat de contacte i comunicació autèntica està donada en la mesura que hi hagi autoacceptació i acceptació de l’altre – “el que és, és”. 
• Obrir portes al plaer sexual prenent consciència del nostre cos.
• Obtenir una intimitat genuïna que implica una vinculació afectiva profunda i un mutu coneixement. La intimitat va més enllà de la compenetració física de dos cossos amb els seus genitals. 
• Despertar els sentits propis i de l’altra persona. 
• Major connexió entre la ment i el cos. 
• Gaudir del que és bell. Quan sortim al carrer, ens permet tenir una visió de la bellesa del nostre entorn més enllà del que farem en mitja hora. 

En definitiva, una persona capaç de rebre majors dosis de plaer automàticament augmenta el seu grau d’energia vital, estat immunològic, circulació sanguínia i una actitud alegre. És a dir, augmenta la seva qualitat de vida. Cadascú és lliure d’explorar i descobrir la seva pròpia sensualitat, el que l’erotitza, personalitzar la seva sexualitat, d’aprendre el que vulgui i de convertir les relacions amb les altres persones, de qualsevol sexe, amb el que desitgi.

Aquest article està extret de la xerrada La Seducció de Xahrazad realitzada ahir a SexAcademy Barcelona en el marc de la secció "El invitado" en el que moltes persones van viatjar a través dels nostres cinc sentits per ser més conscient del potencial que ens ofereix el nostre cos i la nostra ment. 

Daniel Borrell Giró
Psicòleg, sexòleg i docent

Olora'm



Massatge expert


Sexe letal


Doblement


Col·laboració de l'Amiga


dijous, 13 de febrer de 2014

Una mica de perversió


Què és un trigasme?


Ahir el bloc de la Gran Deessa ens sorprenia amb aquest interessant article que transcrivim per el seu interès. Per accedir a l'article original, cliqueu AQUÍ 

Si crèiem que estava tot dit sobre els orgasmes femenins, estàvem equivocades. Hi ha una forma molt poc coneguda d'arribar al moment culminant del plaer sexual, que es sol definir com una bomba atòmica sexual.Es tracta del trigasme , un tipus d'orgasme femení que val la pena conèixer per gaudir de relacions molt més plaents, innovar al costat de la parella i descobrir sensacions increïbles. Vols saber què és un trigasme exactament?T'ho expliquem amb detall en aquest article.

Trigasme és un terme que fa referència al fet d'experimentar un orgasme sincronitzat en tres punts erògens femenins diferents: el clítoris, punt G i l'anus. Una estimulació correcta duta a terme al mateix temps en aquestes tres zones és la clau perquè una dona arribi a assolir el trigasme i sucumbeixi a una explosió inigualable de plaer.

Tot i que pot semblar una pràctica molt difícil o gairebé impossible, la veritat és que la sexòloga impulsora d'aquest mètode, assegura que el trigasme pot ser aconseguit per qualsevol dona, sempre que l'estimulació de cada punt erogen es faci bé i aconsegueixi potenciar el plaer. Per què no provar-ho? A continuació, et mostrem algunes de les claus perquè t'estimulin aquestes zones que segur t'ajudaran a augmentar al màxim el plaer i gaudir de trobades molt més satisfactoris. Pren nota!

El clítoris és un punt molt important en l'excitació femenina i estimulant-lo directament és fàcil que arribem al clímax. Així mateix, és una zona extremadament sensible pel que és important estimular-lo amb delicadesa. El sexe oral mitjançant suaus llepadetes i intensitat progressiva, l'estimulació manual quan la vagina està lubricada, així com les posicions sexuals que estimulen directament el clítoris són claus.
 
El punt G femení es troba molt a prop de l'orifici de la vagina, just a la zona superior de la paret frontal. La seva correcta estimulació farà que gaudeixis d'un orgasme molt més potent. Els penis corbats en direcció cap amunt són capaços d'estimular enormement el nostre punt G durant la penetració.També es pot optar per l'estimulació manual introduint els dits a la vagina sempre encorvant-los cap amunt i fent carícies suaus, o mitjançant les millors postures sexuals per estimular el punt G.

I el tercer punt important per assolir el triorgasme és l'anus, una zona plena de terminacions nervioses que estant relaxada permet sentir un enorme plaer i arribar al clímax amb un orgasme anal molt intens. Per estimular aquesta zona de forma manual, és millor lubricar el dit i un massatge amb suavitat mitjançant moviments circulars. A més, pots descobrir el plaer del sexe anal.

Ara, ara, així, no paris...



dimecres, 12 de febrer de 2014

El Senyor sigui amb vosaltres


Les millors escenes de sexe del cinema


De la guia Time Out Barcelona

La relació especial que té el cine amb l'erotisme –que situa l'espectador a la posició privilegiada del 'voyeur'– ha estat objecte de diversos estudis acadèmics, sobretot per part de feministes. Tal com es va veure amb el rebombori creat per 'Nymphomaniac', la línia que separa les escenes de sexe de la pornografia és molt fina i, en algunes ocasions, poc definida. Però deixem-nos de teories per una estona i observem com fer l'amor –hetero, gai, bi...– s'ha portat a la gran pantalla durant tots els temps. Aquí teniu les escenes que han fet pujar la temperatura als cinemes.


Per accedir a l'article i a les escenes cliqueu AQUÍ

Només vull que em miris


dissabte, 8 de febrer de 2014

La peli del cap de setmana: Sexe a la granja


La Venta Andaluza (Segunda parte)


Cogiendo a Nieves entre los dos, la condujeron hacia la parte de la trastienda situada detrás del extraño retrete, y allí, pudo ver una escalera de caracol, o más bien su pie, iluminado por una mortecina bombilla.

La dejaron pasar primero, y empezó a subir las escaleras, aún con el vestido remangado –vamos con el culo al aire-, hacia el piso superior, y hasta que salió del radio de la luz ellos pudieron verle todo el trasero a placer. Comentaron en voz alta:

-¡Fíjate qué culo tiene!

Tras un estrecho pasillo, entraron en una habitación oscura y encendieron la luz, otra bombilla mortecina. Había una cama, una colección impresionante de ilustraciones pornográficas  y de tías en pelotas cubriendo toda la pared, y unos cuantos candiles.

Juan, el atrevido ya tenía la polla fuera, toda agresiva y rutilante, y lo único que se quitó ahora fue la chaqueta, y le dijo:

-¡Túmbate!

Nieves se echó boca arriba.

-Abre las piernas.

Ella no podía más, y ya las tenía bien abiertas. Además notaba cómo el culo se le levantaba, un poco espasmódico, esperando la penetración, sin poderse contener. Intentó él quitarle el vestido, pero éste se le enganchaba. Bueno, lo importante ya estaba al aire… Sus manos poseyeron sus húmedas y abiertas grietas, y en seguida comenzó a abrirle la vagina. Y le dijo:

-Cógemela tú.

-Métetela.

¡Que pollón que tenía el atrevido, cómo le llenaba el coño!

Empezó a gritar fuera de sí, muy sorprendida consigo misma, y dijo lo mismo que había pensado:

-¡Que grande, cómo me lo llenas!

Y él siguió con la faena.

¡Ho, qué bien, qué bien se lo hacía! De vez en cuando se paraba un poquito para no correrse y seguía sintiendo su polla, toda, dentro de ella. El atrevido le iba dando instrucciones:

-Acaríciame los huevos, méteme un dedo por el culo.

Aquí sí que no había eyaculaciones precoces, aquí sí que salía todo armónico y compenetrado…

Paco, cara de pez, se había puesto como loco con el espectáculo y el olor a coño, el olor a sexo llegaba a él ahora muy fuerte, estimulándole más y más. Sin embargo, tuvo la paciencia de ir desnudándose, y cuando acabo, se puso de rodillas junto a ellos. Cogió la mano libre de Nieves (la otra la tenía en ese momento oprimiendo tiernamente los testículos del atrevido), se la puso encima de la polla y comenzó a masturbarse con ella. ¡Caramba, tampoco era manco el calibre de la polla de este, para ser un pez…! Y le tocaba a Nieves el culo cuando el otro se lo dejaba libre…

Se corrieron juntos el atrevido y ella, en un prolongado y maravilloso orgasmo, y notaba dentro de ella, los chorros de semen  golpeándole cálidamente, en lo más hondo. No pudo contener Nieves unos cortos gritos de placer, seguidos por otros largos, al mismo tiempo, el atrevido también gemía de placer, y mientras decía la palabra:

¡Cachonda, eres una cachonda!

Cara de pez, excitado a más no poder con el fastuoso polvo presenciado, cogía a Nieves por donde podía y se puso también a gemir, y mientras decía:

¡Tía buena, tía buena…

Al fin fueron extinguiéndose los gemidos de la pareja, acompasándose sus respiraciones, y el atrevido sacó su polla, toda pringosa, del interior de Nieves. Se puso de pie y dijo, sin dirigirse a nadie en particular:

-Voy a ver qué pasa por ahí abajo.

Se guardó la polla. Llevaba todo el pantalón mojado en la parte de la bragueta, lástima. Al pie de la escalera de caracol se encontró con su compañero Blas, el bajito, que llevaba un rato esperando, sin atreverse a subir y sin regresar al recinto exterior de la taberna no fuera a perderse su turno, le dijo:

-Sube, hombre, que hay agujeros para todos.

Bueno, la verdad es que en aquel momento, la afirmación resultaba incierta porque cara de pez lo había ocupado todo, el coño con la polla, el culo con el dedo gordo de la mano y la boca con la lengua. Menos mal que en seguida cambió la situación cuando decidió quedarse él debajo, le dijo:

-Ponte tú encima, nena. Y ella se puso.

-Ahora, muévete y fóllame tú. Y ella empezó a follarle.

Así que el bajito tuvo suerte, porque apenas llego, se bajó los pantalones y se encontró un magnifico culo, que subía y bajaba rítmicamente, todo para él.

Se situó de rodillas sobre la cama, detrás de Nieves, y veía el enhiesto miembro de su amigo entrando y saliendo en el coño de la chica, así como el entreabierto agujero del culo. Concentró sus caricias primordialmente en éste. Llegó un momento en que tenía muchas ganas de metérsela, pero el agujero principal se encontrada ocupado. Y a él le gustaba hacerlo por el coño. Fue aproximándole la polla -por cierto, desmesurada para su cuerpecito- que ya no resistía sus impulsos penetrativos. Se entretuvo en abrir las nalgas de Nieves, acercó su polla y con los movimientos su capullo golpeaba el culo y fue penetrándole poco a poco. No había grandes dificultades para la inserción, ¡Nieves tenía toda la zona tan bien lubricada con el semen del atrevido…! Ella también notaba la polla del bajito, entrando cada vez más en su culo, y esto –unido, a la follada que le estaba dando cara de pez por la vagina- la puso muy caliente. Había empezado sin sentir apenas nada –puesto que acababa de tener un tremendo orgasmo con el atrevido, cuando estos dos tomaron el relevo-, pero, ahora… estaba empezando a disfrutar como una loca.

Cuando a Blas, el bajito, en cada movimiento ascendente ya le entraba tranquilamente en el culo de Nieves, el capullo y un trozo más de polla, cara de pez se la metió de un fuerte golpe de riñones, y se corrió, diciendo unas palabras, que Nieves, al principio no entendía, pero luego las oyó con toda claridad:

-¡Ay, qué gusto, Virgen María del Rosario, ay, qué gusto, Virgen Maríaaaaaaa…!

Nieves no llegó esta vez al orgasmo, pero estaba calentísima. Nada más retirar cara de pez su miembro, ya fláccido, del coño de Nieves, el bajito se la metió hasta dentro sin modificar la postura, es decir, desde detrás. Cara de pez dudó un poco si buscar el lavabo del patio trasero y adecentarse un poco, porque… ¡debía oler a coño…! Pero luego le dio pereza. Al fin y al cabo, el único que podía reprochárselo era el marido de la chica, y debía de estar ya muy borracho…

Bajó,  y confirmando sus presunciones, iban ya por la copa veintitrés. Vio a su amigo Juan –al que Nieves llamaba el atrevido- sentado en torno al tonel-mesa con Ernesto el marido y con Pepe, el de la peca. Se acercó, y viéndole al esposo los ojos tan vidriosos, no vacilo en decir al amigo, con el mayor descaro:

-Sube, Pepe, es tu turno…

Y muy a tiempo que llegó Pepe, porque la pareja, esta vez rápidamente estaba llegando al orgasmo, y gritaron los dos al mismo tiempo:

-¡Ay, ay, ayyyyyyyy!

Mientras se recuperaban, Pepe el de la peca, que era hombre meticuloso para todo, se desnudó del todo, y, en seguida, apenas el bajito comenzó a vestirse, desnudó también a Nieves. Todos se habían conformado  con que estuvieran al aire y a su disposición los orificios básicos, por lo que había estado desnuda de la cintura para abajo, pero ahora quedó desnuda totalmente. Mientras tanto, Nieves, pudo mantener los ojos abiertos al fin un rato, y esto le permitió contemplar la extraordinaria figura de Pepe, no es que la polla desmereciese demasiado de la de sus compañeros –aunque la más hermosa hasta ahora había sido sin duda la del atrevido-, sino que la barriga se desbordaba por encima, empequeñeciéndola en apariencia.

A pesar de su barriga, Pepe, la hizo sentarse al borde de la cama y se la metió en la boca:

-¡Mámamela!

Y se la mamó, ya, a estas alturas, no iba a protestar.

Él se movía como si estuviera follando, y dos o tres veces hizo diana en la campanilla, y más abajo, obligándola a toser y a dar arcadas. Y una de estas veces, mientras ella trataba de acallar el ataque de tos, le vio de pronto deslizarse todo inmenso por entre sus piernas y ponerse en cuclillas ante su abierto y pringoso coño.

-¡Qué bonito lo tienes! Vaya, hombre un piropo. ¡A buenas alturas!

-Y… ¡cómo te huele! Sí debía olerle a rosas.

-Abre más las piernas. Las abrió.

-Saca el culo. Lo sacó.

-Échame las piernas por encima de los hombros.

Se las echó, y le hizo una mamada, a su vez… Ella estaba pensando que vaya cerdo, con todo lo que le habían dejado todos sus compañeros por allí… Claro que si a él le gustaba… Al poco rato, con la lengua de Pepe infiltrándose por todos sus repliegues, se estaba volviendo a calentar, muchísimo. Además, a él le gustaba todo, pues tampoco se olvidó del culo…

Al final la hizo tumbarse bien en la cama y abrir las piernas. Él no se puso ni encima ni debajo, sino que se echó también más debajo de su culo, perpendicular vuelto hacia ella, de tal modo que la polla le quedaba en orden de ataque. Le colgaba la cabeza por un lado de la cama, pero no parecía importarle. Al revés desde su extraña postura se lo miraba, todo abierto, y gemía:

-¡Qué coño tienes, qué coño tienes…! Más piropos.

Con la poca capacidad de raciocinio que le quedaba, Nieves, pensó que seguramente la postura era consecuencia de su barriga, como tenía ésta tan gorda, debía tener miedo de que no le llegara lo otro.

Pero la verdad es que no había razón para preocuparse, porque cuando al fin se la introdujo lo hizo a fondo y muy bien, y Nieves pensó que no tenía ninguna queja de él.

Además, éste le salió sibarita, y fue el que más disfrutó de ella, de toda ella, pues “se lo hizo” en diversas posturas después de la primera, controlándose todo el tiempo, para no correrse: desde detrás, con ella cabalgándole…

Y al final se puso él encima… y sí que le llegaba. Fue el más silenciosos en el orgasmo, profirió unos gemidos silenciosos, pero debía haberlo pasado muy bien… porque luego tuvo encima de ella, durante largo rato, unos fuertes temblores y convulsiones postorgásmicas, que casi la aplasta. Nieves no llegó a correrse, pero la verdad es que le falto poco. Por ello le quedó el cuerpo pidiéndole más. ¿Más? Porque se dio cuenta, con algo de espanto, que se había cepillado ya a todo el grupo.

No, pero no tenía por qué preocuparse, pues la fiesta no se había terminado.

Y es que, abajo, Ernesto se quedó dormido sobre la cuba-mesa, sintiéndose los demás amigos relevados de la preocupación de vigilarlo. Cuando al fin bajó Pepe –que se había tomado su tiempo- les dijo que en desagravio, él se quedaba al cuidado del marido, y que si ellos querían subieran otra vez a disfrutar de la chica, que ella estaba en la cama, medio adormilada y desnuda, esperando que le hicieran todo lo que quisieran, sobre todo que siguieran follándosela.

Esto no quiere decir que se hubiesen olvidado de Sebas, dueño de la taberna y anfitrión de la orgía, quien les precedió ahora muy seguro de los derechos que le asistían. Al llegar a la habitación se bajó los pantalones y calzoncillos antes de sacarse el mandilillo, ése que suelen llevar los taberneros, con sus rayas verdes y negras, y Nieves –que efectivamente tenía una dulce somnolencia pero sin perder por ello la avidez erótica- le notó el gran bulto del pene erecto bajo el mandilillo mucho antes de que se despojara de éste. Cuando se lo quitó… ¡Madre mía!, debía superar incluso la polla del atrevido. La tenía enorme, más larga y gruesa que la de Juan, el atrevido.

No era extraño, en verdad, que Sebas tuviera ya la polla tan erecta. El espectáculo que ofrecía Nieves resultaba tan apetecible… Desnuda, con las piernas abiertas, tan joven, tan cachonda, tan sumisa… Y con aquellas tetas. Y con aquel coño, aquel vientre, aquellos muslos…

Se abalanzó sobre ella, y le dijo:

-Ponme las piernas sobre los hombros.

Y, se la comenzó a meter por el coño, con dificultades, por el grosor de esta, pero al final entró toda. Sebas se la follaba sin parar y Nieves disfrutaba como una loca con todo eso dentro, hasta que tuvo otro orgasmo majestuoso. Sebas se la sacó, le dio la vuelta y se la metió desde atrás, le cogió las tetas con las dos manos , y estuvo mucho tiempo follándola, hasta que tuvieron un orgasmo los dos a la vez, corriéndose con grandes gemidos de placer. Sebas, después de la fenomenal follada, quedó encima de Nieves aplastándola, con la polla aun metida, magreándole todo su cuerpo, disfrutando de toda ella.

Cuando acabó Sebas, entró en acción de nuevo, Juan el atrevido, Nieves estaba ya descoyuntada, la verdad, el coño lo tenía fatal, todo hinchado, incapaz –creía- de recibir ni siquiera una de aquellas barritas de pan, con las que habían bromeado al principio de la fiestecita íntima. Bueno multi-íntima. El gran instrumento del Sebas, le resulto ya demasiado.

Esta vez el atrevido, se quitó los pantalones y los calzoncillos, quedándose sólo con la camisa.

-Ahora quiero joderte por detrás-, le dijo a Nieves, y ella le puso el culo delante de su polla.

-Abre más las piernas, agacha más la cabeza, ¡venga, sube el culo un poco más…!

-¡Qué poderosas oleadas de olor a hembra, de olor a todo, ascendía hasta su nariz, cada vez que ella modificaba su postura atendiendo sus instrucciones! Sí que tenía mal el coño la pobre, sí, todo irritado, pero en fin… Quiso metérsela, pero nada que no entraba.

Entonces empezó a trabajarle el agujero del culo, primero con las manos y luego reemplazó la yema del dedo gordo por el capullo. Claro que no era lo mismo, y también por esta vía le entraba mal.

Cogió uno de los candiles de la pared y le echó a Nieves un chorro de aceite por la raja del culo, dedicándose luego a lubricarle el agujero con los dedos, y también al mismo tiempo lubricándose la polla.

El atrevido volvió de nuevo a probarlo, y esta vez entraba. Bueno, y ella gritaba, pero no le sirvió de nada, porque se la introdujo hasta los cojones.

Al principio era todo dolor, pero luego… Además las manos que le magreaban por delante eran tan sabias…

El atrevido la follaba con fuerza por detrás, y al final Nieves tuvo su orgasmo número no sé cuántos (había perdido la cuenta), al unísono con el atrevido, quien ahora entre los gritos del clímax le iba diciendo:

-¡Tía buena, tía buena, tía buenaaaaa…!

Ahora sí que estaba destrozada, pero bien. Se vistieron los dos (él le devolvió sus bragas que las tenía en el bolsillo de la chaqueta, desde que comenzó todo en el retrete) y bajaron a la taberna. Eran ya más de las once de la noche, y seguía sin haber otros clientes que los del grupo de amigos. Todos la habían poseído. Todos la miraban con agradecidas caras de amantes satisfechos y bien satisfechos.

Iban abajo por la ronda veintiocho. Levantaron sus vasos –Ernesto continuaba dormido como un tronco- y el atrevido formuló el brindis que seguramente tenían todos en su mente:

-¡Por el coño más hermoso que jamás hemos visto, y lo bien que lo hemos pasado con él!

Ahora le tocó el turno a Sebas:

-¡Por los mejores polvos del año!

Y otra vez, brindó el atrevido, sabiendo por experiencia lo que se decía:

-Por el culo más rico que he horadado…

Este brindis lo aclamaron todos en consenso.

Al fin despertaron entre todos a Ernesto

-¡Ernesto, Ernesto, venga que van a cerrar, vamos a casa!

Se despertó a medias.

-¡Vámonos, Ernesto! Y él, borrachísimo y sintiéndose tan a gusto, le dijo:

-Anda, mujer, no seas pesada, nos quedamos un ratito más… Y Nieves le contestó, muy cínica:

-Espabílate, hombre, que llevamos tres horas aquí… ¡vaya aburrimiento!

Sebas, que desde el brindis relativo al culo, empezaba a sentirse debajo del mandilillo, la polla, otra vez en forma, dijo paternalmente:

-Bueno, a lo mejor el chico tiene razón y podemos quedarnos un ratito más. Con echar el cierre…

Y lo echó, sin más. Se fue detrás del mostrador, súbitamente lleno de actividad:

-La casa invita a la ronda veintinueve, ¿qué menos?

Cuando llegó a la mesa, Ernesto había vuelto a dormirse profundamente. Distribuyó los vasos, se bebió el suyo de un trago y, delante de toda la concurrencia, le echó la mano al coño a Nieves, y dijo:

-¡Vamos para arriba, nena que la noche es joven! El que quiera, que se apunte…

Fueron todos menos Juan, el atrevido, que se quedó esta vez vigilando a Ernesto.


Sus amigos, antes de que llegase al pie de la escalera, ya tenían a Nieves desnuda. Muchas manos subían por entre sus piernas hacia sus agujeros más íntimos…

Col·laboració de Nerus

Rega, rega...



dimarts, 4 de febrer de 2014

Entre barrots


Juga amb la seva punteta


Entrada llegida al bloc amic: La Gran Deessa

És un clàssic, una frase que ha estat pronunciada milions de vegades "només la punteta " o , si no " només el caparró ". Però aquesta mentida blanca, tan pròpia d'aquells primers moments d'exploració sexual, pot esdevenir una gran eina de plaer per assolir el clímax a nivells inimaginables. Vols saber més sobre aquest tema?  T'expliquem com jugar només amb la punteta i gaudir al màxim.


El gland o punta del penis és una de les zones erògenes més importants de l'home, fonamentalment perquè en ella es reuneixen una important quantitat de nervis, alguna cosa similar al que passa en el cas de les noies amb el clítoris.

Per això en jugar només amb la punteta potenciem de manera important el plaer masculí, fent que els jocs previs esdevinguin una experiència molt excitant.

Però no només l'home gaudeix, sinó també la dona. I és que quan fem servir "només la punteta " per penetrar es poden estimular també zones sensibles a la dona: el clítoris i l'entrada de la vagina, totes dues amb moltes terminacions nervioses que fan que la trobada sigui completament increïble.

Per començar a jugar només amb la punteta del teu home pots valer-te de la masturbació seguint aquests suggeriments:

Comença a masturbar al teu home quan passis pel gland pressiona lleugerament la zona amb la mà, l'home sentirà molt plaer.



Lubrica la punteta del penis i massatgea aquesta zona de forma circular i amb molta suavitat utilitzant el teu polze. Alterna aquest massatge amb la masturbació o segueix les instruccions per realitzar un massatge tàntric i donar-li el màxim plaer.


El sexe oral és també un gran aliat per jugar sol amb la punteta. Estimula amb la teva llengua el gland , xupa'l suaument i concentra part de la teva atenció en el . Veuràs com el teu home gaudeix al màxim.


Per a les dones res millor que masturbar-se estimulant el clítoris amb la punteta del penis. La lubricació de tots dos i la sensació del penis tan proper a penetrar serà summament excitant i agradable per als dos.

Pots provar només penetrant amb el caparró del penis , quedant-se únicament a l'entrada de la vagina, i veuràs com arribeu al màxim plaer en uns jocs previs molt calents.

Aquesta pràctica pot resultar molt excitant i arribar a l'orgasme d'una manera molt sensual. Però si veus que et costa arribar al clímax, no dubtis en utilitzar els dits per masturbar-te i culminar l'acte.



Podeu llegir el text original clicant AQUÍ

De puntetes