dilluns, 27 de maig de 2013

Si em descordes tu et descordo jo


Mi primera vez con Franck (Part 2)



Avui proposem la lectura de la segona part d'aquest relat de Nerus. La primera part que vam publicar el passat dia 8 de maig la podeu llegir clicant AQUÍ

Al fin sonó el timbre y abrí la puerta, era un chico joven de unos veinticinco o veintiséis años, llevaba una camiseta negra entallada, pantalones tejanos y mocasines granates, al acercarnos para darnos un beso en la mejilla, mis pezones, que aún los tenía muy duros y tiesos, rozaron su pecho, y me dieron como una descarga eléctrica, que sentí por todo el cuerpo, él también lo notó y por instinto, me cogió con las dos manos por la cintura, nos quedamos mirando a los ojos durante unos segundos, yo creo que desde ese momento se dio cuenta de lo caliente que estaba, entonces me dijo que se llamaba Frank, y me dio un beso, apretándome ligeramente hacía él, yo le di otro apretándome un poco más, pues la sensación anterior en ese momento me había llegado a la entrepierna, y necesitaba unos segundos para recuperarme, nos separamos, y le dije que me llamaba Laura, entramos en el comedor y nos acercamos a la mesa, Frank me pidió un refresco y yo me puse algo más fuerte, ron con hielo.

Estuvimos hablando unos minutos, y nos sentamos en el sofá, me acabé la copa de ron, y la verdad es que ya no estaba nerviosa por la cita, sino todo lo contrario, caliente y excitada a rabiar, él lo notó, me puso un brazo por detrás de la espalda y la mano en el hombro, y con la otra me fue acariciando las piernas, continuó por los muslos, siguiendo por la falda, llegó al cinturón y me lo quitó. Acercó sus labios a los míos, yo le cogí la cabeza con las dos manos, y nos besamos, uniendo nuestras lenguas intercambiamos nuestra saliva, el beso duró varios minutos, entretanto él me había desabrochado la blusa, y me había bajado la falda casi hasta los tobillos.

Cogí a Frank de la mano y lo llevé a la habitación, yo ya estaba en sujetador y bragas, él se sentó al borde de la cama y empezó a bajarse los pantalones, le ayudé y le bajé el slip, se estiró en la cama boca arriba, yo me puse de rodillas a su lado cogiéndole el pene, bajándole la piel del capullo se lo besé, me lo metí en la boca y lo chupé de arriba para abajo, le lamí los testículos, cuando se le puso bien duro, me saqué el sujetador, se lo cogí con las tetas, meneándoselo con ellas, y lamiéndole la punta con la lengua. Él mientras me había sacado el tanga, y me estaba metiendo un dedo en la vagina, al rato me cogió una pierna y la pasó al otro lado de su cabeza, quedándole mi coño delante de su boca y al mismo tiempo su polla delante de la mía.

Frank empezó lamiendo la parte de mi sexo afeitada, y que ya no debía estar un poco roja, sino que después de la calentura de todo el día, tenía que estar ardiendo, siguió lamiendo los labios, estirándolos con su boca, y metiendo la punta de la lengua en la vagina, cuando rozó ligeramente el clítoris, ya lo tenía que parecía que iba a explotar, si Frank seguía así no tardaría mucho en correrme. Yo le seguía lamiendo y chupando la polla que cada vez la tenía más grande, él iba incrementando sus lamidas, más intensas sobre el clítoris, yo me estaba acercando al momento que no podría aguantar, gemía de gusto, y no paraba de chupársela y de  metérmela en la boca, de repente me quedé parada, porque me vino un gusto inmenso, me corría, pero en ese momento Frank dejó de lamer y fue dando vueltas con la lengua por mi sexo, manteniéndome en aquel punto, que fue bajando poco a poco, siguió metiendo la lengua en la vagina y lamiendo el clítoris, yo seguía con su miembro en la boca y en cada metida me llegaba a la garganta, y cada vez la notaba más grande, él seguía lamiendo y entonces me metió un dedo en el culo, volvía a ponerme muy caliente, me empecé a tensar de nuevo, y ahora sí me venía, ya no podía pasar lo del primero, él se centró otra vez a lamer el clítoris y cuando yo ya estaba a punto del orgasmo, volvió a lamer los bordes de mi sexo y a meter la lengua con delicadeza en la vagina. Frank era un maestro te llevaba al límite del placer y sabía el momento preciso de aplacarte y empezar de nuevo, pero el deseo del orgasmo y la excitación que tenía yo en esos momentos era brutal. Él seguía igual, lamiendo el contorno y labios de mi sexo y rozando el clítoris, esta vez me metió dos dedos en la vagina, y los iba moviendo lentamente, yo me metía la polla en la boca cada vez con más ganas y más a fondo, en una de ellas me atravesó la garganta y me dieron arcadas, pero aguanté con ella dentro, en ese momento valía todo, me incrusté el pene en la garganta, al llevar tanto rato mamándosela, se le había puesto el capullo tan grande que sólo lograba moverlo un par de centímetros dentro de mi boca, él como continuaba lamiendo sin parar el clítoris y moviendo sus dedos dentro de la vagina, me estaba poniendo otra vez a cien, sentía otra vez un gusto inmenso, Frank parecía que esta vez no paraba, me vino un orgasmo sensacional, no me pude aguantar, solté jugos por el culo y la vagina y también me meé. Estuve varios minutos gimiendo de placer, sentía un gusto inmenso, que parecía que no iba a parar nunca. Babeando, con la boca completamente abierta, yo seguía moviendo la polla dentro de mi garganta, cuando Frank gritó ¡voy, voy!, y noté como por su miembro subía la leche, y en varias sacudidas se estrellaba en mi garganta. Nos quedamos los dos exhaustos, él amorrado a mi sexo y yo con su pene metido en la boca.

Al rato me levanté, me tendí junto a él, y nos fuimos besando en los labios. Mientras yo le acariciaba el pene, él me masajeaba las tetas y el culo, se la fui meneando hasta que se le puso otra vez dura, me subí encima de él, apoyando mis manos en su pecho, iba observando todo su cuerpo, tenía los músculos del pecho, abdomen y muslos ligeramente marcados, se los iba siguiendo con el dedo, cuando llegué a la zona de las ingles cogí su polla y me la metí en el coño, subía y bajaba sobre ella cada vez con más ímpetu, él me cogió las tetas y se iba metiendo los pezones en la boca, pasando de uno a otro lamiéndolos y chupándolos, yo me estaba poniendo otra vez muy caliente, me la metí toda, moviéndome en círculos, fui frotando el clítoris sobre su pelvis, continué así hasta que tuve otro orgasmo, tan intenso que me la saqué y masturbándome el clítoris con la mano me corrí encima de su pecho, retorciéndome y gimiendo de placer caí encima de él.

Estuvimos mucho rato abrazados disfrutando de nuestros cuerpos, besándonos, acariciándonos y diciéndonos cosas bonitas, me fui deslizando para abajo lamiéndole todo el cuerpo, hasta llegar a la altura del pene, lo lamí todo, seguí por los testículos, para subir de nuevo y metérmela en la boca, mamándola con muchas ganas, pues quería que él también lo pasara lo mejor posible, cuando la tuvo dura como un palo, me puse a cuatro patas, el se arrodilló detrás, y me la metió en el coño toda de golpe, la sacaba y la metía con fuerza, también me metió dos dedos en el culo, me iba follando por mis dos agujeros, entonces me sacó los dedos del culo, y me lo ensartó con la polla, primero entró el capullo y la fue metiendo poco a poco hasta entrar toda, se me escapó un gritito de sorpresa y de dolor, que pronto cambié por gemidos de placer. Me estaba follando cambiando de agujero continuamente, yo al mismo tiempo me estaba masturbando frotándome el clítoris como una posesa, entonces Frank sacándola de mi culo, me la metió en el coño, aceleró sus movimientos, dándome unas embestidas tremendas, apretó sus manos en mis caderas, chilló, y soltó toda su leche, noté que llenaba toda mi vagina, hasta el  fondo, yo, en unos segundos, tuve otro orgasmo descomunal, con contracciones por todo mi cuerpo, gimiendo de gusto, hasta mearme encima de las sábanas, nos quedamos uno encima del otro, disfrutando de la corrida de ambos.
 Nos vestimos, y le dije si quería beber algo, se tomó un refresco y cogió un par de canapés, nos despedimos y se fue. Yo al quedarme sola y después de la velada tan intensa, me entró un hambre atroz y me comí todos los canapés.


Después de esta cita, he tenido varias más, con Frank y otros chicos de la agencia, pero nunca han sido tan excitantes y placenteras, como Mi primera vez con Frank. Por cierto desde entonces sigo afeitándome todo mi sexo.

Col·laboració de Nerus

Doncs això, la figa.



divendres, 24 de maig de 2013

La peli del cap de setmana: Sexy feet 2


300 euros de multa per follar a plaer



Segons la nova ordenança sobre el soroll de l’Ajuntament de Palma, preveu aquesta multa que per que tingui efecte haurà de ser mesurada per un agent de la guàrdia urbana. Ens preguntem quantes d’aquestes denúncies esdevindran un trio.

Podeu llegir la notícia clicant AQUÍ 

Tota sencera


divendres, 10 de maig de 2013

La peli per al cap de setmana: Escola de senyoretes.

Què és el sexe tàntric?



Us heu preguntat algun cop que és el sexe tàntric? Si és així i espereu resposta potser aquesta informació us podrà ajudar, us presentem la descripció que presenta la Maite Domènec a la seva web, a més d’un reportatge de vídeo que ens complementa el text.

Podeu llegir l’article a la seva ubicació original clicant AQUÍ

I també podeu veure el vídeo AQUÍ


QUE ÉS EL SEXE TÀNTRIC. Maite Domènech 

Primer de tot m’agradaria desmitificar una mica tot aquest tema del sexe tàntric. M’adono que la majoria de la gent veu aquesta pràctica com una cosa llunyana i molt difícil de conquerir. Creuen que només és per alguns erudits i ho veuen con una cosa gaire be fictícia o impossible.
Deixeu-me dir-vos que la pràctica del Tantra està a l’abast de qualsevol persona, només cal una mica consciència i d’ interès cap a la  pròpia evolució.
Us asseguro que quan s’entra dins aquesta nova comprensió del sexe, ja mai més es vol  tirar enrere, tot el que no sigui aquest tipus d’unió ja no us  satisfarà, no us omplirà. Doncs la sensació de plenitud que s’obté amb el sexe tàntric és realment pletòrica.
Ara si, endinsem-nos en el mon del sexe tàntric.
Per parlar de sexe tàntric cal primer definir que és el Tantra. Tantra és un mètode, un conjunt de tècniques,que tenen l’objectiu de fer-te experimentar  l’ èxtasi .I aquí apareix un altre concepte, Que és l’ èxtasi? Doncs és l’absència de ment. Quan ets capaç de sentir totalment, quan no hi ha pensaments, quan tots els teus sentits estan oberts i sentint en el mateix moment, has arribat a l’èxtasi. Aquesta és una experiència meravellosa, doncs la sensació que és genera dins teu es la de completa joia. Es la desaparició de l’ego, de judicis, del passat i del futur, només existeix aquest moment de plenitud. I és just en aquest moment quan pot florir l’amor que hi ha dins teu, quan les màscares  cauen i apareix el teu veritable Ésser. El Tantra és l’amor més pur. El Tantra és el mètode per a purificar l’amor de tots els seus verins.
Una d’aquestes tècniques que utilitza el Tantra per arribar a l’ èxtasi es la del sexe. Però quan parlem de sexe tàntric és important que procurem esborrar tot el que es pugui relacionar amb el sexe que hem practicat fins ara. Es com si fins ara haguéssim  jugat a la Brisca i ara ens vingués be jugar al Pòquer, en ambdós s’hi juga amb cartes però un joc no te res que veure amb l’altre. I això és exactament el que passa amb el sexe “tradicional” i el sexe tàntric.
Les característiques bàsiques del sexe tàntric son;
1- Creació de l’espai sagrat. És important crear un espai de consciència. En moment que ens dediquem a crear un espai bonic per celebrar l’unió amb la nostra parella, hi estem posant atenció i per tant, energia que nodrirà la meditació sexual.
2- Presència. Normalment tenim tendència a estar a la ment, i si volem sentir plenament el plaer,és necessari que aprenguem a estar presents dins el nostre cos. També es imprescindible per que l’altre pugui confiar en nosaltres i deixar-se anar en totalitat. La dona, sobre tot, si no sent que la seva parella esta present en l’acte d’unió, no és capaç d’entregar-se al 100%
3- Moviment espontani. En el sexe ordinari solem moure’ns des de la ment, programant el proper moviment que farem, sol haver-hi moltes expectatives. En el sexe tàntric deixem que sigui el cos el que decideixi que li ve be, aquí és l’energia la que mana. Respectarem sempre el moviment que sorgeixi en el moment present.
4- Respiració. Es absolutament necessària si volem amplificar el nostre plaer, la respiració ens ajuda a potenciar les sensacions.
La respiració és imprescindible per fer que la nostre energia surti dels genitals i s’elevi cap el cor. D’aquesta manera transformem l’acte sexual en una experiència sublim. Aquesta acció senzilla ens proporciona un gran dosis de vitalitat.
A través de la respiració es crea un cercle energètic amb la parella, es produeix  una fusió de les dues energies creant un camp energètic únic.
5-Lentitud. Cal que els moviments siguin lents, que ens permetin assaborir  cada moment. Es important permetre’ns sentir.
6- Relaxació. En un cos tens l’energia queda bloquejada, per tant el plaer es redueix notablement. Quan mes obert estigui el nostre cos, més pot circular l’energia que se genera durant l’acte sexual.
7- No ejaculació. L’home aprèn a diferenciar l’orgasme de l’ejaculació.
En cada ejaculació l’home perd gran quantitat d’energia i vitalitat. Per tant és molt recomanable que aprengui a no ejacular. El Tantra aporta moltes eines per facilitar aquesta pràctica.
Quan practiques el sexe utilitzant tots aquests ingredients un es sent unit a través del seu company/a a tot el que és viu, sent que és part del gran ball de l’existència, pot sentir la fusió amb ella. Sent que la seva energia pot expandir-se més enllà del cos i fusionar-se amb la vida.
El Tantra no es pot explicar, cal experimentar-lo. Per molt que t’impregnis de  teoria mai arribaràs a sentir la seva essència. El Tantra s’ha de sentir dins la pell i un cop ho has provat res torna a ser com abans.
El sexe deixa de ser sexe per convertir-se en una meditació. I no cal patir, no deixa de ser plaent ni espontani, tot el contrari el sexe es transforma en una de les experiències més meravelloses i extàtiques que ens pot oferir l’existència.


Tecnologia aplicada



dimecres, 8 de maig de 2013

Llenceria negra

Mi primera vez con Frank (Part 1)



Me llamo Laura y tengo treinta y ocho años, hace año y medio que estoy divorciada, y desde entonces vivo sola en un apartamento.

Hace unos meses, había quedado para comer, al salir del estudio de arquitectura en donde trabajo, con mi amiga Ana. Hacía tiempo que no podíamos quedar, porque en los últimos días teníamos más trabajo, al entrar nuevas promociones de pisos.

Nos encontramos en el restaurante, nos sentamos y pedimos, hablamos de diferentes temas, Ana es administrativa y nos conocemos desde el colegio, ella se divorció hace más de tres años y ha tenido alguna relación, pero no le ha durado mucho tiempo, y las últimas veces que nos habíamos visto, me había comentado que llamaba a una agencia de acompañantes, que le había recomendado una compañera de trabajo. Me dijo que en esta agencia eran muy serios, que ella había quedado con varios hombres, y lo pasaba muy bien.

Yo desde que me divorcié y algunos meses antes, aún estando casada, no había tenido relación con ningún hombre. Ana, como nos contamos todas las cosas íntimas de las dos, estaba al tanto de esto, y me insistió a que llamara a esta agencia, y quedara un día con un chico para probar, que estaba segura que no me defraudarían, me dio una tarjeta con el nombre y el número de teléfono de la agencia, yo le dije que lo pensaría, pues no sabía si estaba preparada para tener una cita de éstas. Acabamos de comer y nos despedimos.

A los dos días de la cita con mi amiga, buscando el pintalabios en el bolso, encontré la tarjeta de la agencia que me había dado, que la verdad no me acordaba ni había pensado en ella, era media mañana y salía a desayunar, como  por inercia y sin mucha convicción,  cogí el teléfono y llamé, me contestó una chica muy amable, y quedé que viniera un chico a mi casa el viernes, a las ocho de la tarde, al colgar me quedé pensando ¡qué había hecho!, pero en ese momento me llamaron los compañeros para salir, y lo dejé para más tarde.

Por la tarde de ese jueves estuve bastante atareada en el trabajo, y no pude pensar en la cita del día siguiente. Al llegar a casa pensé si realmente tenía ganas de estar con un chico de éstos, o lo hacía simplemente para quedar bien con mi amiga Ana. No me lo podía quitar de la cabeza, y me iba notando más excitada, entonces decidí darme un baño, llené la bañera de agua, me desnudé y me miré al espejo, según mi opinión  estaba muy bien, tenía unos pechos grandes y bonitos, un culo y piernas perfectos, al mirarme de frente, me di cuenta, que hacía tiempo que no me arreglaba el vello púbico, alrededor de mi sexo y el monte de Venus. Me metí en la bañera, me froté bien todo el cuerpo con agua y gel, me puse crema en la entrepierna, y con la maquinilla de afeitar, empecé a cortar por los laterales, al mover la mano rocé el clítoris, y noté que lo tenía muy hinchado y que al separar los labios, me salieron unas gotitas de flujo de mi vagina, en ese momento empecé a pensar en la cita, y mientras me afeitaba, me iba excitando más.

En eso que me vino una idea, porque no me afeitaba toda la zona del sexo, no lo había hecho nunca pero me apetecía tener una sensación distinta, me fui rasurando todo el vello, y este hecho me estaba poniendo muy caliente, al acabar me pasé agua y tuve que pararme en el clítoris, pues al rozarlo me daba mucho gusto, seguí masturbándome con el dedo, y con la otra mano me metí en el coño el mango de la maquinilla, moviéndolo, adentro y afuera, no podía parar, estaba excitadísima, necesitaba algo más grande para meterme, me acaricié toda la zona afeitada y me dio una sensación nueva que me hizo estremecer, me metí los cuatro dedos de la mano en la vagina, metiéndolos y sacándolos, al poco rato ya metía toda la mano, tenía el clítoris hinchado como nunca, seguía acariciándolo y follándome con la otra mano, empecé a gemir de placer, tenía una sensación de gusto inmensa, y a los pocos minutos me vino un orgasmo sensacional, cerré los ojos, apreté los dientes, y entre convulsiones de mi pelvis, no pude evitarlo y me meé, saliéndome varios chorros, estuve disfrutando mucho tiempo de la tremenda corrida, hasta que me fui tranquilizando y me quedé un tiempo dormida.

Me desperté ya con el agua casi fría, cené y me fui a la cama, pasé una noche tremenda de sueños eróticos, hombres follándome sin parar, teniendo un orgasmo tras otro, al despertarme estaba excitadísima, me toqué el sexo y estaba toda mojada, no seguí acariciándome porque seguramente hubiera acabado como la noche anterior en la bañera, me duché, desayuné y me fui al trabajo.

En el trabajo durante toda la mañana, tenía una sensación de ansiedad, de calor en todo el cuerpo, y hasta se me notaba en la cara enrojecida más de lo  normal, fui varias veces al lavabo a refrescarme y al tocarme abajo tenía todo el tanga mojado. Suerte que el viernes salimos a las tres de la tarde, y no tuve que comer con ningún compañero del estudio. Llegué a casa, comí una ensalada y fruta, no me entraba nada más, seguía excitadísima y tremendamente caliente, me di una ducha, al pasarme la mano por las tetas noté que tenía los pezones tiesos y duros, y cuando con el gel lavé mi sexo, creo que tenía el clítoris aún más hinchado que la noche anterior, sólo tocarlo ya sentía ganas de hacerlo, me lavé bien entre  los labios, y seguramente si hubiera seguido tocándome, me hubiera corrido en poco tiempo, pero ya eran más de las seis, y tenía que vestirme y preparar algunas cosas.

Me puse un sujetador y tanga lilas, medias y liguero negros, blusa de color crema que combinaba muy bien con mi pelo castaño y minifalda negra con cinturón y zapatos de tacón alto, me pinté ligeramente ojos y labios. En la cocina preparé canapés y unas bebidas.

Se iba acercando la hora de la cita y volvía a estar completamente mojada, sobre todo la zona afeitada alrededor de mi sexo, la tenía mucho más sensible y caliente.

Continuara.

Col·laboració de Nerus

Cibersexe?


dimarts, 7 de maig de 2013

Sols enmig l'espai


Nova web recomanada




Els amics de la pàgina Facebook, Por el derecho de un orgasmo diario (como mínimo), amb una audiència que està a punt de superar els 90.000 seguidors, acaben de fer un pas ferm i valent, el de crear la seva pròpia pàgina web sota el domini www.porunorgasmodiario.com

Des del Triangle els encoratgem a que no defalleixin en la seva tasca divulgativa sobre temes sexològics carregats de l’humor que els caracteritza i els desitgem moltíssima sort en el seu projecte.

No deixeu de visitar aquesta pàgina i feu-vos-en seguidors.

Fractura



dilluns, 6 de maig de 2013

Làtex rosa


Masturbant-me per a tu.


Amb aquest relat s'estrena una nova col·laboradora, Luna Azul, esperem que us desperti les emocions que ens ha despertat a nosaltres.


Masturbándome para ti

Hace un rato me acosté, pero no podía dormirme...en la oscuridad de la habitación empecé a tocarme el pecho, luego los pezones, los sentí duros y ardientes, erectos de placer...el frío acompañaba la sensación y los endurecía mas todavia..

Jugaba con mi cuerpo, trataba de liberar mi cabeza, de dejarme llevar por las ganas y por el placer del momento...


Seguí bajando hasta mi vientre, luego recorrí mis nalgas pensando en esa lengua traviesa que deseaba sentir pero no estaba a mi lado… mi vagina ya se empezaba a mojar, reclamaba tu boca, tus manos, tus dedos jugando en ella… y no estabas…

Hundí mi dedo mayor entre mis labios mientras con la otra mano me frotaba el clítoris... mmmm que placer...infinito e indescriptible…

Un suave toque, una leve fricción y el calor que se empieza a sentir por dentro y que atrapa hasta desear explotar de gozo… fui acariciándome lento, luego mas rápido, luego mas lento y por fin esa sensación de placer incontrolable… ese sacudón que te lleva a jadear sin parar y a susurrar en medio de la oscuridad como si fuera una gata en celo..logré terminar, tuve por fin ese orgasmo caliente que tanto tenia ganas… pero me faltabas tú… ansiaba sentir tu boca y tus dedos jugando dentro mío...


Ahhh que placer más hermoso, que sensación de liberación tengo!! Ahora a dormir que mañana es largo el día... espero lo hayas disfrutado.

Col·laboració de Luna Azul

És qüestió d'un bon adob


dijous, 2 de maig de 2013

Mandingo (vídeo)


Col·laboració de Nerus

Mandingo (text)




A lo largo del tiempo, en el mundo de las películas pornográficas, entre los actores masculinos, siempre se ha tenido en cuenta el tamaño del miembro viril y siempre hemos tenido un actor de referencia, por ejemplo en los años ochenta, John Holmes (Mister treinta y cinco centímetros). De esta época también es famoso Ron Jeremy, él y John hicieron muchas películas, con las actrices de moda en ese momento, como Amber y Ginger Lynn, Tracey Adams, Traci Lords o Christy Canyon.

En los últimos años, el actor que tiene la fama de poseer el pene más largo, es el norteamericano Mandingo, que según las medidas que corren en sus biografías, tiene un miembro de treinta y ocho centímetros. Y entre los actores más conocidos en Europa, están el italiano Rocco Siffredi y el español Nacho Vidal.

Frederick Lamont, el verdadero nombre de Mandingo, Nació en Mississippi el 25 de Febrero de 1975, y de muy pequeño se traslado a Carson/Torrance (Los Angeles). Esta Licenciado en Comunicación. Tiene una hija de soltero, y se le supone una relación con la también actriz porno Mya Lovely.

Hace unos meses llego a la cifra de 600 películas, en las primeras abunda más la temática de grupos, en las siguientes ya dirigidas y producidas por él, contienen más escenas de pareja hetero.

Col·laboració de Nerus

Deixa'm jugar una estona


dimecres, 1 de maig de 2013

Fragàncies orientals

Sexe amb mitjons



Practicar sexe amb mitjons ajuda a tenir orgasmes, per què?

Potser no és una de les coses més sexys del món fer-ho amb mitjons, però ara sembla que pot ajudar a tenir millors orgasmes. Ho diuen uns investigadors holandesos!

Un grup d'investigadors de la Universitat de Groening, Holanda, han arribat a la conclusió que portar mitjons durant les relacions sexuals afavoreix els orgasmes.


És més, segons l'estudi que han fet, portar mitjons en una relació sexual fa augmentar un 30% les opcions de tenir un gran orgasme. El secret es veu que està en l'escalfor que aquests proporcionen als peus.

Per anar a la font de la notícia, cliqueu AQUÍ

Vols sucar?